Los bloques lógicos

Los bloques lógicos o caja lógica, es un material de fácil manipulación creado por William Hull a mediados del siglo XX, sin embargo, fue Zoltan Dienes (de quien toma su nombre), quien lo utilizó en Canadá y Australia para trabajar procesos lógicos en el aprendizaje de la Matemática.

BLOQUES LÓGICOS 1

Está formado por 48 piezas: 12 triángulos, 12 cuadrados, 12 círculos y 12 rectángulos; cada grupo está dividido a su vez en 2 tamaños: 6 figuras grandes y 6 figuras pequeñas.

Además, estos subgrupos están divididos en función de su espesor, teniendo en cada caso: 3 piezas gruesas y 3 piezas delgadas.

 

Por último, en cada subgrupo encontraremos las piezas pintadas de los colores primarios (amarillo, azul y rojo).

De esta manera, cada pieza está definida por cuatro variables: forma, tamaño, espesor y color.

Por lo que cada bloque se diferencia de los demás en una, dos, tres o cuatro variables.Son un conjunto de piezas de plástico o madera , con las siguientes características: tres colores (amarillo, azul y rojo), cuatro formas (cuadrado, rectángulo, círculo, triángulo) dos tamaños (grande, pequeño) y dos espesores (grueso y delgado).

Debo aclarar que los bloques lógicos no son para “trabajar” geometría, tienen formas geométricas pero esa es sólo una de sus características.

Cuando se presenta un nuevo material hay que dejárselo a los chicos para que los manejen libremente. Por mi experiencia es seguro que tratarán de construir algo o dibujar formas planas: esto es genial, tienen que familiarizarse. A continuación hay que presentar las piezas dejando claro que tienen cuatro atributos: “rectángulo, grande, grueso y rojo” etcétera. Una primera actividad consiste en que nombren la pieza que se está mostrando y luego que lo hagan entre ellos. Lo siguiente podría ser el ya nombrado dominó (por equipos si son muchos) o la clásica “pieza escondida” que consiste en que un chico esconde una pieza y los demás tratan de adivinar cuál es, en una primera fase tocando las restantes y posteriormente preguntando por sus características (graduamos así la abstracción). Se pueden hacer, también, variantes sobre el dominó: jugamos en las dos direcciones o tratando en vez de con un cambio de atributo con dos o con tres (consejo: tres cambios de atributo son equivalentes a que sólo uno permanece igual, ¡pero no se lo digas! que lo descubran ellos.

Hay muchísimas otras actividades con estos bloques lógicos, se pueden hacer o comprar etiquetas para los atributos o rellenar fichas con ellos.
Este material se recomienda principalmente para los primeros años de Educación Básica debido a que trabaja sobre las destrezas básicas del pensamiento matemático: observación, comparación, clasificación, y seriación; sin embargo, es aplicable en todos los niveles para trabajar y reforzar el pensamiento lógico.

Sirven principalmente para:

– Clasificar objetos atendiendo a uno o varios criterios.
– Comparar elementos con el fin de establecer semejanzas y diferencias.
– Realizar seriaciones siguiendo determinadas reglas.
– Identificar figuras geométricas por sus características y propiedades.
– Reconocer variables en elementos de un conjunto.
– Establecer la relación de pertenencia a conjuntos.
– Definir elementos por negación.
– Introducir el concepto de número.
– Justificar y prever transformaciones lógicas.
– Reforzar el concepto de porcentaje.

Anuncios

El otoño ya llegó (segundo ciclo)

Los niños y niñas en estas edades, sienten una gran curiosidad e interés por observar el entorno y lo que les rodea. Descubrir los cambios que se realizan, sobre todo en la naturaleza, con la llegada de las estaciones, y en concreto el otoño, será una vivencia significativa para su desarrollo. Además los distintos sucesos y elementos que aparecen en el otoño como son las nuevas prendas de vestir, los hábitos de los animales en esta época del año, las hojas que se caen, el viento, la lluvia… llaman la atención de los pequeños lo que les incita a investigar, experimentar, conocer y aprender los principales acontecimientos que surgen en esta estación.
Para ello,  para ayudarlos en su crecimiento personal programaremos actividades complementarias al método para reforzar y ampliar conocimientos atendiendo a la diversidad presente en el grupo. Estas actividades, como veremos más adelante, engloban todos los ámbitos de experiencia que se establecen en el currículum. Serán actividades basadas en el juego, imprescindible en estas edades, y serán actividades globalizadas, significativas y adaptadas a todo el grupo y a las características del mismo.

Estableceremos actividades que trabajen la lectoescritura, la lógico-matemática, la expresión plástica, corporal, musical… aprovechando todos los recursos presentes en el centro y en el aula e introduciendo materiales novedosos de reciclaje para actividades concretas.

Pretenderemos en todo momento que el niño adquiera los conocimientos sobre el otoño de forma lúdica de tal forma que pueda alcanzar los objetivos planteados. Para ello el proceso estará en todo momento organizado y planificado con claridad y coherencia como iremos viendo a lo largo de esta unidad.
El Otoño, se nos presenta como un concepto integrador de muchos elementos que los alumnos pueden observar en su medio más cercano, presentados a través de cuentos, murales, canciones o poemas: la caída de las hojas, el viento, las nubes, las primeras lluvias y algunos frutos como la castaña, nueces, granada, mandarina, etc. que degustamos en la Fiesta del Otoño.

Se partirá de cuentos y situaciones fantasiosas y motivadoras para llegar a la observación de la realidad, en un proceso natural de conquista del mundo que les rodea, pero partiendo de las características psicológicas de su mundo interno.

Ambiente de la clase

– El aula se llena de vida. En diferentes espacios surgen nuevos contenidos sobre la naturaleza. En el rincón de juego simbólico aparecen frutos de verdad para jugar Sigue leyendo