El juego heurístico (1-2 años)

Tanto el Juego Heurístico como el Cesto de los Tesoros son dos grandes proyectos a desarrollar en el primer ciclo de Educación Infantil.

El juego heurístico es una actividad de juego, donde los niños/as o interactúan con los diferentes tipos de material. Es una continuación del cesto de los tesoros y se inicia desde que el niño/a comienza a desplazarse, hasta los 24 meses.

En la escuela se trabaja desde un enfoque constructivista, y el juego heurístico está íntimamente relacionado. El niño/a es el protagonista de sus aprendizajes (investiga, descubre…), parte de lo que sabe cada niño/a, facilita el aprender de él y de los otros. Favorece el aprendizaje por descubrimiento, el conocimiento de la realidad, la autoestima y respeta el ritmo y las necesidades de cada niño/a.

Al igual que en el cesto de los tesoros, el juego heurístico también desarrolla capacidades cognitivas (comprender, relacionar, conocer…), perceptivas (visión, oído, tacto, gusto, olor), corporales (motricidad gruesa, fina), éticas (respetar, colaborar…),  afectivas (disfrutar, valorar, querer…), sociales (colaborar, compartir…).Los/as niños/as descubren a través de los sentidos las características de los objetos que manipulan, realizando así nuevos aprendizajes.

Además del aprendizaje del niño/a, el juego heurístico propicia la colaboración y relación de las familias con la escuela, aportando  los materiales.

El material utilizado en estas sesiones debe ser objetos naturales, de piel, metal, papel, madera, cartón, corcho, evitándose los materiales plásticos o los juguetes.

La sesión de juego heurístico se divide en dos partes muy importantes. La primera es la fase del juego, donde los niños/as experimentarán con los objetos y la segunda es la fase de la recogida en la que tendrán que clasificar y organizar el material en su lugar correspondiente.

En estas sesiones, el material se coloca en tres focos, en los que colocaremos tres tipos diferentes de materiales y a los que les añadiremos contenedores (objetos también naturales con los que el niño/a puede transportar, trasvasar, etc… los materiales durante la sesión).

Para la recogida del material utilizamos sacos en los que los niños/as organizan los materiales.

La duración de la sesión es de 40 minutos aproximadamente, dependiendo del interés de los niños/as y del desarrollo de la misma, de los cuales se utilizan 20-25 minutos para el juego y el resto para organizar el material.

El espacio del aula debe de ser lo más amplio y diáfano posible, evitando los materiales que pudieran distraer su atención. También es necesario crear un clima tranquilo con el menor número de interrupciones posibles.

—–
—–
————
Anuncios

El cesto de los tesoros (0-1 año)

Tanto el Juego Heurístico como el Cesto de los Tesoros son dos grandes proyectos a desarrollar en el primer ciclo de Educación Infantil.

El cesto de los tesoros es una propuesta de juego ideada por Elinor Goldschmied que ofrece a los niños/as en el primer año de vida (cuando son capaces de mantenerse sentados) la posibilidad de descubrir el mundo a partir de su propia actividad.

Es una actividad sistematizada que responde a la demanda de exploración y actividad autónoma (no dirigida) de los niños, poniéndolos en contacto con una variedad de objetos y elementos adecuados, que no tiene uba finalidad única y predeterminada, sino que ofrece el máximo de oportunidades de estimulación del desarrollo infantil.
La posición de estar sentado aporta al bebé un nuevo punto de vista, un mayor dominio sobre su entorno inmediato, sus ojos y sus manos alcanzan todo mucho mejor. Sólo puede tocar aquello que los adultos ponemos a su alcance.
Así cobra gran importancia el cesto de los tesoros, como fuente de estímulo y de conocimiento, aprovechando esa inamovilidad que tanto favorece la concentración del niño.
Los objetos y materiales diferentes son seleccionados cuidadosamente para que proporcionen al niño una amplia gama de experiencias sensoriales que estimulen sus cinco sentidos, y sus primeros movimientos corporales.
Con los objetos del cesto, los niños reciben muchas más “informaciones” que con los juguetes convencionales (que se compran en las tiendas), porque le ofrecen referencias claras sobre la textura, peso, olor, sabor, temperatura y consistencia.
—–
——
Estos objetos son considerados como verdaderas herramientas de aprendizaje, que se tienen que renovar, en parte, cada 15 días, puesto que la presencia prolongada de un mismo objeto ya no satisface la curiosidad del niño ni estimula su interés.
Otra característica importante que presenta el material del cesto de los “tesoros” es su fácil adquisición, y a su vez el bajo coste, ya que muchos de estos materiales son objetos que tenemos en casa y que podemos recuperar o reciclar, o directamente de la naturaleza.
—–
—–
————–

La comunicación no verbal

Educación emocional de los docentes

Por Cecilia Marino

La habilidad para comunicar forma parte de la tarea de educar y se puede perfeccionar con el tiempo y la práctica.

La comunicación no verbal está compuesta por los gestos, las posturas, las miradas, los tonos de voz, y constituye un lenguaje complementario al de las palabras. Tiene más influencia que las palabras en las reacciones que nos provocamos mutuamente, pero ¿hasta qué punto somos conscientes de ello? ¿Hay coherencia entre lo que decimos con las palabras y lo que decimos con el cuerpo?

Reflexionar y atender a estas cuestiones redundará en una mayor efectividad de la comunicación con nuestros alumnos, colegas y con las familias de los alumnos.

Transmitir confianza a los alumnos

Muchas veces los docentes no somos conscientes del poder que tiene este tipo de comunicación, tanto para transmitir mensajes positivos como negativos. A través de la comunicación no verbal podemos transmitir a los alumnos que confiamos en sus posibilidades o el mensaje “¡Sé que puedes!”. Veamos algunas sugerencias:

– Cuando hayas hecho una pregunta a un alumno cuya respuesta requiera pensar, respeta el tiempo de silencio necesario hasta que conteste. Mientras esperas, míralo afectuosamente y sonríe.

– Responde a las intervenciones de tus alumnos con voz dulce y suave, para mostrarles que lo que aportan es valioso.

– Cuando un alumno esté haciendo una tarea que para él es compleja y te acercas a él, dale alguna señal de aprobación (afirmar con la cabeza, realizar un sonido de aprobación como “ajá”) aunque el resultado no sea del todo el esperado.

– Mira con atención y afecto a los alumnos que están teniendo una actitud positiva, esto hará que los demás quieran imitarlos.

– Cuando un alumno te pida ayuda individual, acércate a él, inclina tu cuerpo hacia adelante para mostrar interés, míralo con atención y háblale con voz suave y lentamente.

Mostrar liderazgo

Los docentes gastamos mucha energía en mantener cierto orden y concentración entre nuestros alumnos. A través de la comunicación no verbal, podemos transmitir la certeza de que serán escuchados y respetados o, por el contrario, podemos transmitir inseguridad y desánimo. Veamos algunas sugerencias para transmitir a los alumnos desde lo no verbal el mensaje: “confío en mí y sé lo que hago”.

– No empezar a hablar hasta que haya silencio.

– Gesticular con las manos en la zona de la cintura y el pecho (no con las manos bajas).

– Organizar con anticipación el espacio y el material para las actividades de aprendizaje.

– Pedir “tiempo” dibujando una T con las dos manos (aconsejable cuando hay mucho ruido, para no tener que levantar la voz).

– Transmitir con nuestra forma de vestirnos un grado de formalidad equivalente al que queremos que haya en la clase.

– Modular bien lo que decimos con tono, volumen y ritmo controlados.

– Mantenerse sereno, atento y con gestos abiertos con las manos. La postura de manos en ojiva muestra aplomo y asertividad.

Estimular y fortalecer la conciencia de los comportamientos no verbales nos ayudará a comunicarnos mejor.

Día de la Música

Los niños celebran hoy con canciones infantiles el Día de la Música. En los colegios, los niños honran a Santa Cecilia, la patrona de los músicos, no sólo en la clase de música, sino cantando sus canciones favoritas por los pasillos y, como no, ensallando los primeros villancicos para los espectáculos navideños, porque la Navidad ya está cerca.

Y es que la música tiene para los niños y los bebés numerosos beneficios, sobre todo, cuando la iniciación musical es temprana. En casa, escuchando canciones infantiles, se producen ya cambios a nivel fisiológico. Los niños y bebés desarrollan un fuerte vínculo afectivo, que estimula su inteligencia emocional. Asimismo, a nivel psicológico, despierta, estimula y desarrolla emociones y sentimientos.

La estimulación musical potencia el rendimiento en el colegio

Los bebés no deben escuchar sólo canciones de cuna, porque también tienen capacidad para disfrutar de la música clásica, algo que también les gusta durante su desarrollo en el útero materno. Diversos estudios han demostrado que escuchar distintos tipos de música durante el embarazo es beneficioso para los bebés porque tras el nacimiento la reconocen y les ayuda a calmarse. Puedes cantar al bebé, dar palmadas en sus manos o enseñarle a dar también palmadas. Esta incipiente forma de percusión ayuda a los bebés a aprender los ritmos de la música.

En general, para los niños están recomendadas las canciones infantiles cuyas letras son sencillas y contienen estribillos pegadizos y repetitivos. Las canciones infantiles preferidas de los niños son las que incluyen onomatopeyas y ritmos que se pueden bailar. El niño debe entender que la música es una fuente de diversión y está comprobado que los bebés y los niños son muy receptivos a la música clásica de fácil estructura y de corta duración.

En la mayor parte de escuelas de música, los niños comienzan con la iniciación musical entre los 2 y los 5 años. En las clases de música aprenden a hacer ritmos con la voz o con las diferentes partes del cuerpo, y además les enseñan a distinguir entre notas altas o bajas y a reconocer las notas musicales mediante juegos.

Los estudios reflejan que la música favorece la capacidad de los niños para la atención y la concentración, potenciando así su rendimiento en el colegio. La música estimula la memoria, el análisis, la síntesis y el razonamiento, y por lo tanto, el aprendizaje. A partir de los 6 años, en la mayor parte de las escuelas de música suelen pasar de la iniciación musical a la formación musical, momento en el que el niño toma contacto con el instrumento musical elegido.

Desarrollar la creatividad en el aula

La etapa de Educación Infantil nos ofrece grandes posibilidades para que la espontaneidad creativa de los niños se prolongue el mayor tiempo posible, hasta que tenga una fuente rica de conocimientos activos, que será la base del desarrollo de su capacidad creadora.
El desarrollo de la creatividad, ayuda al niño a ampliar su conciencia y percepción, reteniendo lo que ve, oye y observa más fácilmente, lo que le ayudará en su proceso de enseñanza –aprendizaje.
Además si el desarrollo de la creatividad se lleva a cabo en un aula que presente un ambiente rico y estimulante fomentará la motivación, la capacidad crítica, la curiosidad intelectual, un buen autoconcepto, autoestima…etc, en nuestro alumnado.

creativos-95210127

Para desarrollar la creatividad en nuestra aula de Educación Infantil, como docentes debemos:

  • Proporcionar a nuestro alumnado materiales y recursos que potencien la imaginación y la fantasía.
  • Actuar bajo una dirección no autoritaria.
  • Ser flexible para aceptar y estimular las nuevas ideas de los alumnos.
  • Despertar la curiosidad y el afán de búsqueda.
  • Estimular los procesos intelectuales creativos introduciendo ejercicios de pensamiento creativo.
  • Crear entornos estimulantes.
  • Partir de los intereses, experiencias y conocimientos previos de los alumnos.
  • Estimular y motivar a los alumnos para el juego ya que éste es el mejor recurso para desarrollar la creatividad espontánea.
  • Crear un ambiente lúdico, de confianza, colaboración y respeto.
  • Utilizar espacios abiertos.
  • Realizar actividades al aire libre.
  • Utilizar materiales polivalentes, estimulantes, variados….etc.

ACTIVIDADES QUE AYUDAN A DESARROLLAR LA CREATIVIDAD INFANTIL

Para desarrollar la creatividad podemos proponer actividades para realizar con nuestro alumnado de Educación Infantil y que favorecen positivamente la creatividad de los niños. Entre las actividades que podemos realizar, se encuentran las siguientes:

– Inventar historias o finales para cuentos incompletos.
– Realizar talleres de experiencias y talleres de plástica.
– Plantear soluciones a preguntas, por ejemplo:
1. ¿Qué pasaría si tuviéramos cuatro brazos?
2. ¿Qué actividades podríamos realizar en una fiesta?
3. ¿Qué pasaría si no existieran los colores?
–  Inventar disparates, por ejemplo: “hoy he visto a una ballena caminando y a una mona buceando”.
–  Dar nuevos usos a un objeto, por ejemplo: una escoba puede ser un caballo, un lápiz puede ser un avión…etc.
–  Crear un gesto para saludarnos en clase.
–  Escuchar música clásica y hacer un dibujo de lo que nos sugiere la melodía.

Por último, es importante destacar que los padres junto con los maestros participen y ayuden en el desarrollo de la creatividad de los niños y niñas.

En conclusión  podemos decir que la creatividad es una característica inherente al ser humano, susceptible de ser estimulada por el entorno familiar y escolar del niño. Los alumnos de Educación Infantil son niños deseosos de resolver los problemas por si mismos, se enfrentan a situaciones nuevas y buscan soluciones. Además, en esta etapa, el niño se encuentra en un período crítico donde se produce el mayor desarrollo neuronal que puede tener el ser humano. Por ello, es muy importante que tanto los docentes como la familia trabajen conjuntamente favoreciendo la creatividad de los niños y niñas durante su infancia.

Invierno

  • Imágenes de invierno a color. (Haced clic sobre la imágen para acceder al álbum)

4

  • Invierno para colorear.

15 (1)

  • Más ideas:

402574_175394602566564_2096811259_n

resizephpqy9  images img_4098_ins_3637147_orig P1000485

DSC00293

Quizás también te interese: