Caracteríticas evolutivas 1-2 años

Habitualmente se denomina al niño de 1 año como deambulador, ya que se caracteriza por una conducta predominantemente motora.
El grupo de niños de esta edad tiene un tiempo de atención limitada, y en todas las actividades que se realicen es de fundamental importancia la intervención del adulto.
Los niños de esta edad buscan su independencia y desplazarse libremente, necesitan tocar, manipular, explorar el medio lo cual obliga al adulto a estar atento a sus iniciativas.

Aspecto Motriz:
A partir de los 12 meses pueden sostener su peso en la posición de pie y mantener el equilibrio cinético caminando, al comienzo con algún sostén. No obstante, mantiene flexionadas las rodillas y balancea los brazos para reforzar este precario equilibrio hasta alrededor de los 18 meses.
– 12 a 18 meses: durante este período marchan ya sin sostén, con sus piernas separadas, alternan el gateo con la marcha, y en algunos casos, ante el apuro gatean, toman objetos con la pinza de dos dedos: pueden pasar las páginas de un libro de a dos o tres juntas.
También a partir de este mes, generalmente, los niños logran mayor seguridad en su marcha, bailan al compás de una melodía, mira libros de fi guras y garabatean.
– 18 a 24 meses: ya en este período comienza el correteo, pueden subir y bajar escalones con ayuda del adulto, utiliza un medio para llegar algún fin, por ejemplo: empujar una silla hasta el lugar determinado y se sube para alcanzar un objeto que de otra forma no podría agarrar. Logran trasvasar elementos.
Su campo de exploración se amplia notablemente en el transcurso de este período. En ocasiones a esta edad, disfrutan arrojando objetos al aire, así como también le agrada introducir los dedos en orificios y goza empujando, arrastrando y trasladando objetos.
También pueden, y les divierte empujar objetos; cajas, pelotas, con el pie.

Aspecto Socio-afectivo:
– El niño puede voluntariamente alejarse de su mamá y volver a ella cuando lo desee.
– Acepta separaciones por lapsos cortos de manera gradual.
– Pertenencia del objeto: el niño aprende a buscar el objeto en el último lugar en que lo vio desaparecer. Hay un proceso en la diferenciación del objeto en si, respecto de sus acciones hacia el.
– Trata de compartir su juego con el adulto.
– Comienza a interactuar de manera más activa con otros niños, gustando examinarse entre sí, mediante abrazos o empujones.
– Límites: los deambuladores son niños activos, con un gusto por la exploración y experimentación vigorosa y rigurosa. Debido a esta movilidad activa se hacen necesarios los límites. Estos deben no ser considerados como restricciones, sino como “medios para canalizar la conducta del niño de áreas de restricciones a áreas de libertad” por ejemplo: no podrá romper un libro pero se le puede poner a su alcance algún material del cual pueda disponer y manipular a su manera.

Aspecto Intelectual:
– Se constituyen nuevos esquemas, hay experimentación e investigación sobre todo aquello que es nuevo. La coordinación de los esquemas esta dirigida por la búsqueda de nuevos medios (utiliza los esquemas que posee, y ya conoce, para hallar nuevos).
– Conducta de soporte: acerca objetos alejados tirando hacia si del soporte en el que están colocados, por ejemplo, un niño quiere agarrar un juguete que esta sobre una manta y logra hacerlo tirando de ella. El niño tantea para lograr un objetivo y esto supone una nueva acomodación de los esquemas que posee a la nueva experiencia.
– Conducta del cordel: acerca el objeto mediante el cordel por ejemplo: tira una cuerda para que el camión que esta sujetado por ella llegue hasta el. Aquí se realiza una acomodación de tanteo dirigida por un esquema de asimilación.
– Conducta del bastón: se trata de llegar al objeto utilizando un elemento auxiliar, por ejemplo: el niño alcanza el objeto ayudándose con una varilla o bastón. Llega a la utilización de este elemento por tanteo y experimentación activa.
– El juego es el centro de sus movimientos; a través de él reproduce lo que más le impresiona o le agrada, asimila la realidad del mundo que lo rodea, vuelve a vivirla para dominarla o cambiarla. Es el comienzo del juego simbólico: hacer dormir a la muñeca, cantarles, darle de comer, y otra serie de acciones que imitan el comportamiento de los adultos hacia él o de él mismo.
– Su conducta es egocéntrica, aunque le gusta jugar en compañía de sus pares -juego paralelo- y goza repitiendo acciones sobre objetos para ejercer su habilidad.
– Disfruta manipulando masa, gustándole tocarla, apretarla, sacar y poner, abrir y cerrar.

– También se entusiasma garabateando con pinturas o tizas. Le agradan los juegos de construcción, los cuales mantienen su carácter de juego de ejercicio. En un primer momento, el niño juega solo limitándose a manipular y llevar de un lado a otro los bloques y apilarlos en montones irregulares. A través de estos juegos de construcciones y el placer que encuentra en hacerlas y derribarlas son actitudes en donde el niño afirma su “yo”.

Lenguaje:
– El niño de esta edad comienza la etapa de adquisición del lenguaje, pero en un primer momento su preocupación por caminar y explorar le hacen olvidar el hablar. Aprende el nombre solamente de cosas que ha experimentado previamente. Presta atención y comprende aquellas palabras que usan los adultos, especialmente aquellas que designan cosas de su interés.
– Tiene un vocabulario personal, subjetivo (nombra cosas que le agradan y las que no).
– Posee una gramática pasiva que le permite entender muchas oraciones emitidas por los adultos.
– Comienza a utilizar palabras que designan sus comidas preferidas, sus prendas de vestir, animales, juguetes, personas, etc.
– Comienza a combinar dos palabras en sus emisiones: gramática activa.
– A medida que madura comienza a sentir la necesidad de decir otras cosas para lo cual usa lo que ya sabía, más otras palabras nuevas que incorpora.
– Comienza a utilizar el lenguaje para: expresar sus sentimientos, establecer contacto afectivo, comunicarse con el adulto.

4 pensamientos en “Caracteríticas evolutivas 1-2 años

  1. Me resulta todo muy útil e interesante! que buen sitio, también soy educadora y soy una reciente mamá primeriza de un niño de 12 meses, intento que mi hijo pueda jugar, experimentar y explorar con cosas que le resulten atractivas para su edad y éste sitio me da un millón de ideas! Gracias!

  2. Hola, soy psicólogo educativo y maestro en neurociencias, actualmente estoy ejerciendo como educador en un centro educativo, por lo cual me he percatado que muchas compañeras educadoras no cuentan con los conocimientos y/o ignoran muchos aspectos importantes para el desarrollo del niño. Investigando más respecto a este tema encontré tu blog, el cual considero muy interesante y útil, sobre todo para documentarse y aprender nuevas cosas. Personalmente no tengo experiencia en esta parte, pero pese a mis conocimientos existen cosas que difícilmente podría saber, ahora con tu blog me ha sido de útilidad sobre todo en cuestión de recursos didacticos, ideas y links para enseñar y aprender al mismo tiempo. Gracias saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s