El otoño ya llegó (segundo ciclo)

Los niños y niñas en estas edades, sienten una gran curiosidad e interés por observar el entorno y lo que les rodea. Descubrir los cambios que se realizan, sobre todo en la naturaleza, con la llegada de las estaciones, y en concreto el otoño, será una vivencia significativa para su desarrollo. Además los distintos sucesos y elementos que aparecen en el otoño como son las nuevas prendas de vestir, los hábitos de los animales en esta época del año, las hojas que se caen, el viento, la lluvia… llaman la atención de los pequeños lo que les incita a investigar, experimentar, conocer y aprender los principales acontecimientos que surgen en esta estación.
Para ello,  para ayudarlos en su crecimiento personal programaremos actividades complementarias al método para reforzar y ampliar conocimientos atendiendo a la diversidad presente en el grupo. Estas actividades, como veremos más adelante, engloban todos los ámbitos de experiencia que se establecen en el currículum. Serán actividades basadas en el juego, imprescindible en estas edades, y serán actividades globalizadas, significativas y adaptadas a todo el grupo y a las características del mismo.

Estableceremos actividades que trabajen la lectoescritura, la lógico-matemática, la expresión plástica, corporal, musical… aprovechando todos los recursos presentes en el centro y en el aula e introduciendo materiales novedosos de reciclaje para actividades concretas.

Pretenderemos en todo momento que el niño adquiera los conocimientos sobre el otoño de forma lúdica de tal forma que pueda alcanzar los objetivos planteados. Para ello el proceso estará en todo momento organizado y planificado con claridad y coherencia como iremos viendo a lo largo de esta unidad.
El Otoño, se nos presenta como un concepto integrador de muchos elementos que los alumnos pueden observar en su medio más cercano, presentados a través de cuentos, murales, canciones o poemas: la caída de las hojas, el viento, las nubes, las primeras lluvias y algunos frutos como la castaña, nueces, granada, mandarina, etc. que degustamos en la Fiesta del Otoño.

Se partirá de cuentos y situaciones fantasiosas y motivadoras para llegar a la observación de la realidad, en un proceso natural de conquista del mundo que les rodea, pero partiendo de las características psicológicas de su mundo interno.

Ambiente de la clase

– El aula se llena de vida. En diferentes espacios surgen nuevos contenidos sobre la naturaleza. En el rincón de juego simbólico aparecen frutos de verdad para jugar a la tienda, el ordenador nos invita a aprender sobre frutos del otoño, vamos construyendo un mural con escenas de los cuentos, el rincón de la naturaleza se va llenando de elementos del otoño como hojas secas, setas, y unas bandejas para agrupar y clasificar los frutos secos y carnosos del otoño traídos de la casa. Cada uno de estos objetos del entorno será analizado diariamente creando una estructura conceptual formada por forma, color, partes, rugosidad, tamaño, etc. Estas frutas las comeremos durante la semana a la hora del desayuno y las que sobren las aportaremos para el día de la fiesta del otoño con otros compañeros del colegio.

– Mural del otoño con elementos como nube, pájaro, lluvia, árbol con hojas que se caen, setas, ardilla, … Este mural será coloreado por los niños y niñas en distintas fases y trabajando cada uno de los elementos y conceptos que van apareciendo en los cuentos del otoño. En él estará los colores a trabajar durante la unidad (azul para nube, amarillo para hojas secas y rojo para setas, marrón del tronco del árbol, naranja de las mandarinas, etc.). Además, será escenario de varios cuentos: “Las dos hojitas”, “La familia de setas”, “Las dos ardillas” y “Las dos gotitas”; así como un referente visual para canciones y poesía.

En definitiva, se trata, desde una concepción constructivista del aprendizaje, de crear un universo conceptual desde la experiencia que produzca un aprendizaje significativo.

– Esta estructura conceptual quedará resumida en una proyección de transparencias que se proyectará al final de la unidad, en la que se irán superponiendo los diferentes elementos del mural con sus respectivos cuentos así como los conceptos y colores trabajados. Tanto el mural como las transparencias pretenden ser organizadores del conocimiento que los alumnos van construyendo de forma significativa, mediante los diversos cuentos.

– En los momentos oportunos durante estos días se podrá comer los frutos expuestos en el rincón del otoño, cumpliendo la condición de tirar los desperdicios a la papelera y mantener limpia la clase.

OBJETIVOS Y CONTENIDOS DE LA UNIDAD.

CONOCIMIENTO DE SI MISMO Y AUTONOMÍA PERSONAL.

OBJETIVOS.
• Diferenciar las principales partes del cuerpo*.
• Aceptar las propias características físicas*.
• Identificar los órganos de los sentidos y sus funciones principales.
• Percibir y diferenciar las sensaciones corporales: frío, calor.
• Identificar y aceptar las características individuales*.
• Desarrollar el equilibrio necesario para caminar hacia atrás.
• Respetar el trabajo de los demás*.
• Identificar la utilización de las distintas prendas de vestir según la actividad y la climatología.

El cuerpo y la propia imagen
• El cuerpo: elementos y órganos de los sentidos*
• Características diferenciales del cuerpo: color del pelo, sexo, tamaño*…
• Funciones de los órganos de los sentidos
• Sensaciones: frío, calor

Juego y movimiento
• Movimientos y equilibrio en los desplazamientos

La actividad y la vida cotidiana
• Normas elementales de relación y convivencia: respeto por el trabajo de los demás*.

El cuidado personal y la salud
• Prendas de vestir adecuadas a la climatología y a las actividades a realizar

Criterios de evaluación
• Identificar y diferenciar las principales partes de su cuerpo.
• Aceptar las propias características físicas.
• Reconocer las funciones de los órganos de los sentidos.
• Percibir y diferenciar las sensaciones corporales: frío, calor.
• Caminar hacia atrás.
• Respetar el trabajo de los demás.
• Utilizar las prendas adecuadas a la climatología.

CONOCIMIENTO DEL ENTORNO

OBJETIVOS.

• Identificar y utilizar el atributo de color amarillo.
• Diferenciar los tamaños: grande, pequeño.
• Identificar y realizar la grafía del número uno.
• Identificar los conceptos espaciales: dentro, fuera.
• Reconocer objetos de forma circular.
• Identificar los cambios que se producen en el entorno natural según la época del año: el otoño*.
• Comprender y valorar algunos derechos de la infancia*.

Medio físico: elementos, relaciones y medida
• Atributo de color: amarillo
• Tamaño: grande, pequeño
• Cantidad y grafía del número 1
• Nociones espaciales: dentro, fuera
• Forma circular

Acercamiento a la naturaleza
• Cambios producidos en el entorno por la climatología: el otoño*

Cultura y vida en sociedad
• Cambios en el modo de vida con el paso del tiempo
• Día especial: Día de los derechos de la infancia*

Criterios de evaluación
• Identificar el atributo de color amarillo.
• Reconocer los conceptos grande y pequeño.
• Utilizar el concepto del número uno.
• Diferenciar las nociones espaciales: dentro, fuera.
• Identificar las formas circulares.
• Observar e identificar los cambios que se producen en el entorno natural según la época del año.
• Identificar algunos cambios en el modo de vida en el otoño.
• Identificar aspectos que nos hacen felices.

LENGUAJES: COMUNICACIÓN Y REPRESENTACIÓN.

OBJETIVOS.

• Utilizar el lenguaje oral para relatar hechos y comunicar ideas*.
• Desarrollar y ampliar el vocabulario relacionado con el cuerpo, las prendas de vestir y el otoño*.
• Participar de forma creativa en los juegos lingüísticos*.
• Leer e interpretar frases con pictogramas de acciones y tarjetas de vocabulario.
• Desarrollar la coordinación óculo-manual en la realización de trazos verticales.
• Fomentar el interés por producir mensajes con trazos cada vez más precisos.
• Iniciarse en los usos de la lectura como instrumento de información*.
• Escuchar y comprender un cuento como fuente de placer y aprendizaje.
• Iniciarse en el conocimiento de algunos instrumentos tecnológicos: grabadora.
• Iniciarse en la técnica plástica: collage.
• Desarrollar la técnica plástica de: pellizcado de papel y picado en espacios amplios.
• Analizar una obra pictórica razonando y formulando cuestiones sobre ella.
• Reproducir sonidos con el propio cuerpo*.
• Interpretar canciones siguiendo el ritmo y la melodía.
• Discriminar auditivamente: ruido, silencio, canción.
• Participar activamente en la audición de obras musicales.
• Expresar y experimentar corporalmente estados de relajación y movimientos.*

Lenguaje verbal.

• Uso y valoración progresiva del lenguaje oral*
• Utilización de un vocabulario variado relacionado con el cuerpo, las prendas de vestir y el otoño*
• Programa de lectura:
 Pictogramas: oír/no oír, mirar/no mirar, entrar/no entrar
 Tarjetas de vocabulario: mano, ojo, oreja, pie
• Lectura y elaboración de frases con pictogramas de acciones y tarjetas de vocabulario
• Interpretación de imágenes describiendo sus características generales
• Gusto por producir trazos verticales cada vez más precisos*
• Escucha y comprensión de cuentos como fuente de placer y aprendizaje*:
 Cuento motivador: En busca de la hoja perdida
 Cuento informativo: Dónde está mi árbol
 Cuento popular: El patito feo

Lenguaje audiovisual y tecnologías de la información y la comunicación
• Iniciación en el uso de instrumentos tecnológicos: fotocopiadora, escáner
• Elaboración de una orla con la fotocopiadora o el escáner

Lenguaje plástico

• Experimentación con diferentes técnicas, elementos y materiales plásticos: arrugado de papel, estampación y punteado
• Actitud positiva ante las realizaciones plásticas*
• Realización de los talleres de plástica: Mi amiga Nuba (Actividad individual) y Mural de asistencia (Actividad colectiva)
• Obra pictórica : PICASSO, P.: Maternidad

Lenguaje musical

• Interpretación de canciones explorando las propiedades sonoras de la voz y siguiendo el ritmo y la melodía*
• Discriminación auditiva de sonidos lento, rápido, fuerte, débil
• Audiciones: HÄNDEL, G. F.: Música acuática, suite n.º 2; PACHELBEL, J.: Canon. Escucha activa

Lenguaje corporal

• Representación espontánea de personajes en situaciones de juego simbólico.
• Descubrimiento y experimentación de gestos y movimientos para expresar sentimientos: tristeza, alegría, enfado, susto.*..
• Gusto por mejorar las expresiones corporales.

Durante este tiempo hemos trabajado, entre otros, los siguientes objetivos:

– Desarrollar procedimientos de observación del medio natural: hojas que se caen, viento, nubes, sol, frutos, etc.

– Desarrollar conceptos de cualidades de los objetos mediante la descripción de los frutos trabajados: grande-pequeño, liso-rugoso, color, sabor, forma redonda, alargada, etc. Concepto de número.

– Crear procedimientos de observación, análisis y descripción de objetos.

– Desarrollar actitudes favorables para una alimentación más rica en frutas.

– Crear actitudes de colaboración entre el grupo de iguales.

– Desarrollar un mayor conocimiento del medio natural más cercano fomentando las relaciones escuela-familia.

– Aprendizaje de habilidades de pensamiento, desarrollando capacidad de atención, memoria, comprensión, expresión, discriminación auditiva, y visual, conceptualización temporal, etc, mediante la audición de cuentos, aprendizaje de poesías y canciones y, sobretodo de mucho diálogo. Es el lenguaje el principal generador del pensamiento.

CRITERIOS DE EVALUACIÓN

• Expresar sentimientos y nombrarlos.
• Utilizar adecuadamente el vocabulario relacionado con la familia y el colegio.
• Interpretar correctamente los pictogramas de la unidad.
• Describir imágenes.
• Disfrutar con la escucha de cuentos y otros textos de tradición cultural.
• Realizar garabateos y trazos guiados.
• Utilizar diferentes técnicas plásticas: arrugado de papel, estampación con pintura de dedos, punteado.
• Disfrutar con las actividades relacionadas con el arte.
• Participar activamente en la audición de obras musicales.
• Discriminar auditivamente ritmos lentos y rápidos, e intensidades fuertes y débiles.
• Representar sentimientos: tristeza, alegría, enfado, susto.

ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE

– Vamos a la naturaleza a contemplar los cambios que se producen: se caen las hojas de los árboles, el viento sopla, los árboles tienen raíces, recogemos hojas,…

– Asambleas.- En las asambleas de las mañanas se trabajará el lenguaje oral mediante técnicas descriptivas, creando estructuras de análisis mediante la descripción de los frutos que cada día van trayendo de sus casas. Igualmente se describirá los vestidos que han comenzado a cambiar en esta época. Como objetivo principal se potencia la autoestima en el alumnado al valorar los objetos que traen de su casa, de su mundo y lo guapos y guapas que están con las ropas de abrigo.

También en la asamblea se trabajará los conflictos justificando la creación de normas en el aula.

EL PROCESO ES: PRIMERO OBSERVAMOS LA NATURALEZA, LUEGO LO VIVIMOS EN NUESTRO CUERPO Y LO INTEGRAMOS EMOCIONALMENTE, POR ÚLTIMO LO EXPRESAMOS, CON PALABRAS, GRÁFICAMENTE Y PLÁSTICAMENTE. EL CONOCIMIENTO ES LA REALIDAD QUE LLEGA A LA MENTE, ATRAVESANDO EL CUERPO.

– Vivimos la naturaleza con nuestros cuerpos: Simulaciones sobre los acontecimientos atmosféricos estudiados: lluvia, viento, hojas, frutas, etc.

– Recogemos hojas del patio, simulamos ser árboles, viene el viento y las tira al suelo. Igual con hojas de periódicos. Somos barrenderos y recogemos las hojas.

– Simulamos la lluvia realizando ruidos con uno, dos o más dedos, cerramos los ojos y oímos la lluvia. Trabajamos ritmo, simbolización, número, percepción auditiva, etc.

– Fiesta del Otoño de todo el ciclo de Infantil, con las familias, en el patio. Se trata de compartir la experiencia de disfrutar juntos degustando frutas y compartiendo comida y disfrutes con las familias.

– En el ordenador aprendemos los nombres de toda la fruta que hemos traído.

– Pintura: con pincel y con dedo; contenido de elementos del otoño, en mural o en cartulina mediante siluetas.

– Dibujamos elementos del otoño: hojas recogidas y frutas traídas de casa. Y aprendemos a dibujar con nuestra máquina de calcar.

–  Grafomotricidad, crear esquema gráfico de hoja y de naranjitas (redondo con rabito)

– Modelado con plastilina, realizar los diferentes frutos y árboles.

– Rincón simbólico: en la tienda, vendemos frutos de verdad que luego comemos, mientras aprendemos los nombres de los frutos y a relacionarnos unos con otros.

Y experimentamos texturas, dureza, colores y formas, mientras juegan.

– Cuentos de cada elemento del otoño, con los personajes en cartulina sobre el mural que se va confeccionando y posteriormente con el retroproyector. Además de los elementos del otoño se trabaja el concepto de número (cada cuento tiene dos personajes y la poesía, tres naranjitas), los colores asociados a los elementos del otoño quedan como referencia en la clase.

CUENTOS DEL OTOÑO

Las dos hojitas.

Era un gran árbol lleno de hojas hasta un día en que apareció un gran viento que comenzó a soplar y soplar. Las hojas iban cayendo al suelo una tras otras. Unas se llenaban de barro, otras las pisaban los niños, y otras iban a parar a la basura cuando las recogía el barrendero.

Había en lo alto de una ramita dos hojas que lloraban porque no querían caer al suelo. No querían llenarse de barro, que los niños las pisaran o que las echaran a la basura. Cada vez que venía el viento se movían pero se agarraban con su rabito muy fuerte a la rama del árbol. De pronto dijo la más pequeñita: “tengo una idea, mira aquel pájaro que vuela por el cielo, por qué no esperamos que venga un gran viento y volamos como él”. A la otra hoja le pareció una estupenda idea.

Cuando sopló un gran viento las dos hojas soltaron su rabito de la rama del árbol y volaron por el aire, muy alto, muy alto, hasta desaparecer junto a los pájaros del cielo.

Las dos gotitas

Las dos gotitas de aguas vivían en una gran nube. Comenzó a llover y la gotita pequeña no quería caer, le daba mucho miedo. Su mamá le contó que era muy divertido, que un día calló en una flor, otro día en una casa y otro día en una calle muy bonita. La gotita pequeña ,con mucho miedo, agarró de la mano a su mamá, cerró los ojos y se dejó caer.

Las dos gotitas de agua cayeron junto con las demás, formando una gran lluvia plateada. La mamá mojó la hoja de un árbol, se resbaló y cayó al suelo produciendo un gran ruido: “plaf”. Su hija, como era más delgadita, tardó más en caer, se posó sobre un paraguas rojo realizando un ruidito: “clic”. Después resbaló y cayó en la gorro de una niña, “clic”, se deslizó por su nariz para más tarde gotear en su impermeable azul. Al final acabó en unas botas de agua. Estuvo un buen rato en la bota hasta que la niña comenzó a andar y cayó a un gran charco que había en el suelo. Allí encontró a su mamá a quien le dio un gran abrazo.

Después de contarse el largo viaje, quedaron fundidas en el gran charco de agua. Más tarde, salió el sol, se reflejó en el charco y apareció un bonito arco iris.

Las dos setas

La pequeña seta vivía bajo en gran castaño junto a su mama. Era un lugar muy fresco y húmedo en el que vivían felices. Cierto día, la pequeña seta, vio a lo lejos a un hombre que llevaba un canasto lleno de setas. –Mamá –dijo la pequeña- yo quiero que ese hombre me suba en su cesto y me dé un paseo por el bosque porque aquí me aburro.
La madre, asustada, le dijo: -¡Estás loca!, ese hombre no está dando un paseo a las setas, sino que las arranca para cocinarla y comérsela. El pequeño se quedó mudo, y temblando de miedo se escondió tras su madre y esperó a que el hombre se fuera.

Las dos ardillas

Clásico cuento tradicional en el que una ardilla almacena alimento para el invierno mientras la pequeña se divierte sin pensar en el futuro. Al final tiene que ser alimentada por la solidaridad de la mayor, no sin antes prometer hacerse más responsable para otra ocasión.

POEMA  DEL  OTOÑO

Tres naranjitas (Popular)

Tres naranjitas hay en la mesa

y me ha dicho mi mamá que coja ésta.

¿Cuántas quedan?

-Doooooooooosssssss

Dos naranjitas hay en la mesa

y me ha dicho mí mamá que coja ésta.

¿Cuántas quedan?

– Unaaaaaaaaaaaaaaaa

Una naranjita hay en la mesa

y me ha dicho mi mamá que coja esta.

¿Cuántas quedan?

-Ningunaaaaaaaaaaa

Ninguna naranjita hay en mi mesa.

y me ha dicho mi mamá que limpie la mesa.

Y el concepto de número comienza a entrar de forma natural en nuestras mentes mientras degustamos de naranjas y mandarinas.

CANCIÓN DEL OTOÑO

Otoño llegó, marrón y amarillo.

Otoño llegó y hojas secas estampó.

El viento de otoño sopla soplará,

con las hojas secas me dejan jugar.

Que llueva, la virgen de la cueva

Cli, cli, cli
Me quedo en mi casa,

no puedo salir, -¿por qué?-

pues cae la lluvia

con su cli, cli.

cli, cli, cli,cli, cli, cli (4 veces)

(podemos acompañar el sonido cli con los dedos pegando sobre la palma de la mano, y finalizar simulando una lluvia fuerte aplaudiendo con las dos manos).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s